Querido Diego:

Querido Diego: Estos momentos quedaron para siempre marcados a fuego en mi alma. El primero porque te vi caminando a la horca del imperio que intentó cortarte las piernas, te vi llorar y jurar por tus hijas que te levantantarías intacto. Lo hiciste. Tres años más tarde te vi con mi viejo desde la popular de la Bombonera errar un penal contra River pero el Cani agarró el rebote y corriste a besarlo ante la mirada de los que se llenaban la boca criticándote y deseándote el mal. Los mismos que intentaron entregarte y hoy la siguen chupando. Posiblemente ese día mi viejo no se sorprendió tanto porque lo habías marcado para siempre una década antes dejando bien alto y a la vista del poder que se puede nacer en el barrio, conquistar el mundo y volver al barrio caminando. Seguir siendo el mismo. Gracias por equivocarte, por caerte y por levantarte, gracias por enseñarnos a ser mejores argentinos y repetirnos que nunca debemos callar lo que sentimos. Feliz cumpleaños. Te amamos.

Ultimas entradas

  • Un cielo amarillo
    Mientras escribo esto un cielo poco familiar se pone amarillo. Todo lo que mis ojos pueden alcanzar a ver se tiñe de ese amarillento extraño que nunca antes vi. El cielo de España toma el color central de su bandera como queriendo decir algo pero el rojo no se encuentra en la poesía sino en el silencio de las calles abandonadas que solo se ve interrumpido por alguna sirena que no sé identificar a qué corresponde o algún helicóptero que vuela mucho más bajo de lo habitual.
  • Reflexión sobre un día de elecciones
    Hoy es uno de esos días en los que me gustaría teletransportarme y aparecer en las escaleras de la línea A, salir a la Plaza Flores y entrar en la escuela pública que me enseñó a ser quién soy, a comer lo que haya en la mesa, a cuestionar, a escribir, a leer y a sumar.. Llegar a la puerta, respirar profundo, entrar en un aula, mirar las cartulinas colgadas que enseñan la imagen de San Martín, el abecedario y todo el amor de los maestros plasmado en las paredes del día a día y emitir mi voto con una …
  • Sobre líderes y liderados
    Suena una música que para muchos es peculiar y para mí totalmente cotidiana y que marcó mi vida desde que la escuché por primera vez. Una habitación que ya me es familiar y encuadra una ventana desde la que se puede ver una sierra que brilla hasta en la oscuridad, adentro un escritorio que contiene dentro de sus cajones la pocas cosas que trajimos; cuadernos con frases, sahumerios de manzana, una caja con tarjetas personales, anteojos y hasta un ticket de una cadena de supermercados que nunca oí nombrar; papel de liar y un frasco vacío que supo tener felicidad …
  • Recuerdo de una partida de ajedrez
    El recuerdo se mezcla con la realidad en varias ocasiones, en ésta, se trata de un recuerdo de la niñez. Yo era un chico tímido y extremadamente retraído, hundido en una soledad inducida en la que me sentía cómodo, un chico de esos que disfrutan de adquirir conocimiento
  • Nunca más
    El 24 de marzo me encuentra observando por la ventana de un tren lejano que poco se parece a los que tantas veces tomé desde Flores o San Martin. Me encuentra escuchando en la radio una realidad que ya no parece ser mia pero que siento tan mia como siempre. Antes de tomar el tren caminaba con dos amigos que al igual que yo (en otro momento o en el mismo) decidieron cruzar y quedar de este lado de la ventana para ver nuestro pasado, nuestros sentimientos, nuestra manera, nuestra cultura, nuestros cimientos desde lejos… cuestionados por otras maneras de …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s