8


Lore mecropped-perfil-fb-e-iso-e1467134329114 acercó una captura que hizo en su viaje a las raíces del blues,  la tierra que vio nacer esta música que nos une en una pasión extraña, la sensación de parentesco con gente que ni conocemos, la sensación de compañerismo y hasta fraternidad… ¿Qué tienen en común una persona que nació en un campo del sur de Estados Unidos viendo como su padre era esclavo de día y músico de noche conmigo que soy fruto de una ciudad enorme, totalmente dominada, invadida en la intimidad de sus habitantes, ultracomunicada y desconocida para los mismos individuos que la habitan?


El BLUES, me contesté de inmediato… ¿Pero el blues? ¿una música, un estilo de música o, como he escuchado por ahí, una manera sencilla de hacer ruido?

10

Ph. Lorena Jastreb

¡Noooooooo!… nada de eso… es mucho más… es el grito de un pueblo, la voz de los que nada tenían, de un grupo étnico que fue cazado en África con redes y llevado a trabajar en Estados Unidos en un barco que nunca parecía llegar a destino y mataba a sus compatriotas por el maltrato y fragor del viaje, hombres y mujeres obligados a subir a aquel barco con los ojos llenos de miedo, esos mismos ojos que veían como tiraban al mar los cadáveres de otros “negros” que morían en el intento, lo que no sabían es que les esperaba la muerte en vida…



5

P

Los obligaron a sacar el algodón que llevaban al Reino Unido para fabricar la ropa que escupían las nuevas máquinas que nos dio la Revolución Industrial. Esa ropa que vendían por el globo mientras que, al otro lado del mundo, los chinos  eran conquistados  por los ingleses que,  no contentos con dominar la India, utilizaron el plan de cortar el comercio de opio que tenía China… los chinos, en su mayoría adictos por tradición, se vieron desesperados y se rindieron ante los ingleses que ya se colgaban las medallas de estrategas. Debe ser casualidad que los chinos eran el principal productor de té y que los negros tenían una contextura física superior. Los ingleses y el té no tienen nada ver… La sociedad, envuelta y engañada, tenía como principal sostén la mano de obra esclava y la conquista, miraba hacia otro lado y aceptaba las reglas del juego…. Por suerte, como si se tratase de una flor de loto, nació un grito de cultura… la música fue el arma que utilizaron (seguramente sin tener consciencia de eso) para hacerse notar, para demostrarle al mundo que existían, que ellos estaban ahí, aunque ignorados y castigados pero estaban ahí con toda su cultura. Metidos en una sociedad que mientras mi abuelo jugaba en el arroyo Maldonado todavía tenía esclavos. No podían esperar nunca que el grito de los esclavos se alzara en el mundo como una esperanza de igualdad… ¿Qué hicieron entonces? Le mostraron a todo el planeta que la

6

Ph: Lorena Jastreb

cultura negra también le pertenecía a los blancos, le pusieron la hermosa cara de Elvis quien, como pocos entendió la cultura de los negros, tal vez cantaba con el mismo dolor… Entonces llegué a la conclusión que eso es lo que tenemos en común, sin importar de dónde vienen, a dónde van, la sociedad en la que hayan vivido o las culturas que formaron sus ideas… hubo, hay y habrá un grupo de gente en que está en la pelea por un mundo mejor, por ir contra el poder, contra las reglas, contra lo que está totalmente  impuesto…


Los ojos de Pat Thomas me transmiten eso que tienen los que se mantienen al margen desde un lugar hermoso como la cultura, el blues lo salvó de una vida peor, una vida que seguramente muchos de los suyos tuvo, los que no pudieron encontrar una salida a un sistema de poder que los sometió… Pat es desconocido para la amplia mayoría de los mortales de esta tierra pero mantiene el blues en su sangre, su padre ha sido James Son Thomas, un reconocido bluesman que también, al igual que Pat, se dedicaba a la escultura en arcilla. El blues como vida es más que una música, es un agujero que algunos tomaron, toman y tomarán, es un camino que se ve oscuro de afuera pero que, luego de negociar con el sistema de opresión, da tantos beneficios como los que quita… ¡Y no es poco!… pero lo más importante es que se gana libertad, por eso algunos cantaron así, porque deseaban libertad, una libertad en especial, la del alma que no es para cualquiera.


 

 


 

Fotos: Lorena Jastreb.

Anuncios