La rueda del hámster

Llevo un tiempo callado. Y cuando digo callado no me refiero a silenciar la garganta sino el corazón, el alma, o Dios según cada cual. A lo que me refiero, entonces, es a mi inexistente necesidad de gritar injusticias ya que mi necesidad de derrochar palabras delante de un monitor nació, siempre, desde la tristeza que hacía mucho tiempo no se daba una vuelta por mi pecho. Hoy volvió. Siempre fui consciente de que su ausencia era circunstancial. Algo así como la derecha en nuestro país. Siempre vuelve.

Anuncios

Historia de una fiesta de cumpleaños

Este relato fue seleccionado por la Editorial Dunken par participar, junto a otros seleccionados, en la publicación "Ausencias al alba" que se llevará a cabo en noviembre del 2016.                Tenía la intención de vestirme para que ella se arrepienta de haberme rechazado. Se acercaba la hora de la … Sigue leyendo Historia de una fiesta de cumpleaños